Debido a la suspensión de la estación de penitencia, la cofradía celebrará a partir de las 17.30 horas una vigilia de oración en la que los hermanos y devotos podrán participar de manera telemática a través de los canales digitales de la corporación

Debido a la suspensión de su estación de penitencia por la situación de emergencia sanitaria mundial, la hermandad celebrará en la tarde de este Lunes Santo, una vigilia de oración en la que todos los hermanos y fieles podrán participar de manera telemática y en la que tendremos ocasión de pedir especialmente por las víctimas del coronavirus y por todos los que trabajan para su erradicación, incluidos todos los que, de forma responsable, permanecemos en casa para no exponernos al virus y proteger, con nuestro confinamiento, al prójimo.

A las 17.30 horas, hora en la que esta cofradía tenía previsto plantar su cruz guía en las calles del barrio de la Trinidad para iniciar su procesión, publicará a través de sus canales oficiales de comunicación [web, canal de Youtube y perfiles de redes sociales] un texto a modo de oración, reflexión y meditación, redactado por el director espiritual de la corporación y párroco de San Pablo, José Manuel Llamas Fortes, resumen del acto penitencial que se iba a celebrar en el atrio de la Encarnación de la Catedral de Málaga, cuando Nuestros Sagrados Titulares recorrieran en sus tronos la plaza del Obispo.

Del mismo modo, se ofrecerán recursos de las imágenes de Jesús Cautivo y su Madre Coronada de la Trinidad en su capilla, así como una serie de fotografías de Juanma Sánchez, publicadas en la revista Estandarte de este año, correspondientes al Lunes Santo de 2019, en la que se muestra el gran caudal de religiosidad popular en torno a las veneradas imágenes a través del rostro de los devotos que aguardan su paso en las calles de Málaga.

Es Lunes Santo. Atípico y extraño, pero Lunes Santo al fin y al cabo. Y tendremos la oportunidad de rezar también, sin estar en la calle, sin estar rodeados de la multitud que ansían su presencia, pero con Ellos, en el recogimiento y la intimidad de nuestras casas, pero juntos al fin y al cabo y en comunión, para aferrarnos a nuestra fe y alimentar nuestra esperanza en que esta crisis global acabe y provoque los menos estragos posibles.

Así se lo pedimos al Señor y a la Virgen.

Departamento de comunicación de la cofradía del Cautivo y la Trinidad. Establece contacto directo con esta área a través de la dirección de correo electrónico comunicacion@cautivotrinidad.com o el número de teléfono 676 488 873.