Concluye la gran recogida de alimentos organizada por la cofradía del Cautivo y la Trinidad con la colaboración de la cadena de supermercados Maskom. Los voluntarios logran recoger cinco toneladas de alimentos no perecederos de primera necesidad, que serán entregados a las familias damnificadas por la crisis sanitaria, de la mano de la Cáritas de San Pablo y de otras entidades asistenciales con las que colabora la hermandad

El Día de la Trinidad de 2020 será recordado por la suspensión obligada de la procesión gloriosa de la imagen de la Virgen de la Trinidad por las calles de su barrio, a consecuencia de la pandemia de Covid-19, pero también por la solidaridad de cientos de malagueños que han colaborado con la gran recogida de alimentos organizada por la cofradía para paliar las grandes necesidades de muchas familias que han visto agravada su situación por la crisis económica derivada de la parálisis social y económica.

En la víspera de su festividad, la Trinidad estaba en la calle, en una procesión simbólica de mano de la Bolsa de Caridad de la cofradía, para animar a la entrega de productos no perecederos, y ‘se ha encerrado’ recogiendo 5.000 kilos solidarios.

Aceite, leche, zumos, pasta, arroz, legumbres, conservas y productos específicos de bebés… En total, cinco toneladas que ya se almacenan en la casa hermandad para su inmediata clasificación y entrega, según las necesidades, a la Cáritas de la parroquia de San Pablo, sede canónica de la corporación, y a otras asociaciones con las que colabora habitualmente la hermandad, para que puedan beneficiarse de estos artículos de primera necesidad las familias damnificadas por la crisis del coronavirus.

Un nutrido grupo de voluntarios de la cofradía se ha repartido, finalmente, en once supermercados de la cadena Maskom, que ha colaborado de forma decisiva en esta nueva iniciativa caritativa protagonizada por la hermandad. En solo cuatro horas, de 10.00 a 14.00 horas, y gracias a su presencia y entusiasmo, han logrado animar a la participación de los clientes de estos establecimientos, que han contribuido con su generosidad en esta colecta.

La cofradía quiere mostrar su público agradecimiento a Sergio Cuberos, presidente de supermercados Maskom, y a los responsables de los distintos establecimientos de la cadena por su aportación, a los hermanos que han participado en esta gran recogida solidaria y a todas las personas que han realizado sus donaciones.

Departamento de comunicación de la cofradía del Cautivo y la Trinidad. Establece contacto directo con esta área a través de la dirección de correo electrónico comunicacion@cautivotrinidad.com o el número de teléfono 676 488 873.