El maestro Eloy García López interviene durante un concierto de Bajo Palio, en el Teatro Cervantes. ARCHIVO

La cofradía eleva una oración por su alma y se suma a las muestras de condolencia y pesar por la muerte de Eloy García López, teniente coronel del Ejército de Tierra, director y maestro compositor de numerosas y sobresalientes obras, entre otras, de la célebre ‘Alma de la Trinidad’, marcha procesional dedicada a la Virgen de la Trinidad en el año 2000 con motivo de su coronación canónica, que, por su gran calidad musical, es una de las más reconocidas e interpretadas fuera de nuestras fronteras. DEP.

Eloy García deja un legado eterno a través de sus creaciones. Natural de la localidad alicantina de Benejúzar, donde nació en 1940, muy pronto sintió la inclinación por la música y comenzó sus estudios en su ciudad natal, donde también formó parte de la banda de este municipio antes de ingresar en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, donde finaliza su carrera y cátedra como instrumentista en la especialidad de saxofón alto, obteniendo el primer premio y el premio extraordinario de este instrumento, siendo presidente del tribunal el famoso compositor ‘Guridi’.

Eloy García López recibe del entonces hermano mayor, José Luis Palomo, la medalla de la coronación tras el estreno de ‘Alma de la Trinidad’ en el Teatro Cervantes en octubre de 2000, en presencia de Enrique Romero, que presentó el acto. ARCHIVO

Más adelante prosiguió con su formación académica cursando estudios de de piano, armonía, contrapunto, fuga, composición y dirección, obteniendo el título de director.

Cuando terminó la Carrera Superior de Música, se presentó a las oposiciones para acceder al Cuerpo de Directores Músicos del Ejército de Tierra. Ha dirigido las Músicas de los Gobiernos Militares de Gerona, San Sebastián, Melilla, Barcelona, Brigada de La Legión ‘Rey Alfonso XIII’ (primero en Málaga y más tarde en Almería) y la Música de la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid. En su haber contaba con distintas condecoraciones y premios.

Portada del disco ‘Alma de la Trinidad’, de la Banda Sinfónica Virgen de la Trinidad.

En el año 2006, cuando nace la Banda Sinfónica Virgen de la Trinidad, de la cofradía, estuvo muy pendiente de su creación y asistió a los primeros ensayos de la recién creada formación musical. De hecho, en su primer trabajo discográfico, denominado precisamente ‘Alma de la Trinidad’, se incluyeron hasta tres composiciones del de Benejúzar.

Es autor de marchas militares [algunas premiadas,  como ‘Peregrinos de la Paz’, con la que se presenta al Concurso Internacional de Composición de Marchas Militares convocado en 1994 por la Fundación Sevillana de Electricidad y Cátedra ‘General Castaños’ de la Región Militar Sur bajo la Presidencia de Honor de S. M. la Reina Doña Sofía, con la que obtiene el Primer Premio tras ser seleccionada de entre cerca de cien obras],  pasodobles y pasacalles, pero alcanzó gran predicamento ya en plena madurez gracias a sus composiciones de marchas procesionales para la Semana Santa de Málaga.

El maestro Eloy García, en el salón de tronos de la casa hermandad durante el último ensayo de la Trinidad Sinfónica antes de su presentación. ARCHIVO

Para Mena escribió ‘Cristo de La Legión’ (1995), pero también ‘Bajo tu manto’ (2006) o ‘Frente a ti’ (2016). También es autor de ‘Virgen del Amor Doloroso’ (1998) y de ‘Consummatum Est’, dedicada al Cristo de la Expiración (2005). En 2000 compuso ‘Alma de la Trinidad’, con motivo de la coronación canónica de María Santísima de la Trinidad, estrenada en octubre de ese año en el Teatro Cervantes por la banda de la Expiración, lo que le abrió definitivamente las puertas de la composición cofrade.

Análisis de la marcha ‘Alma de la Trinidad’

Desde el momento en el que Eloy García adquirió el compromiso de su composición, estuvo pensando cómo estructurarla, ya que no quería componer la clásica marcha de Coronación, sino que buscaba algo diferente. Para ello, y como él mismo reconoció en más de una oportunidad, fue varias veces a contemplar la imagen a su capilla de San Pablo, tratando de impregnarse de su identidad y de aquello que la hace diferente de otras.

Fue entonces cuando le llamó mucho la atención las seis lágrimas que riegan el rostro la sagrada titular. De ahí vino la idea de componer un tema principal y desde este tema, acometer seis variaciones en alusión a estas seis lágrimas que tiene la Virgen de la Trinidad.

Partitura de ‘Alma de la Trinidad’

Parafraseando al maestro, “es una marcha no pensada para la Coronación, sino con motivo de la Coronación, no como algo palpable, sino como lo que queda en el alma”.

Esta marcha, reconocida por su cariz sinfónico, posee la siguiente estructura:

Marcha escrita casi en su totalidad en modo menor, comienza con una introducción, en la que se presenta el material rítmico con el que el compositor desarrollará el motivo principal de la marcha, que aparecerá a continuación, presentado dos veces, y enriquecido en su segunda vez por un bello contrapunto.

A continuación, se presenta el fuerte de bajos dos veces, en ‘forte’ la primera vez y en ‘piano’ la segunda, con unas llamadas muy características en las trompetas.

Tras esto, aparece una pequeño enlace basado en el material temático empleado anteriormente, que desemboca de nuevo, en el motivo principal de la marcha, para finalmente trasladarnos al trío, que presenta una bellísima melodía basada igualmente en el material rítmico que se ha ido desarrollando y variando a lo largo de la composición. Con un gran dominio de la instrumentación, en la segunda aparición del motivo del trío, el compositor lo enriquece aún más con un contrapunto en el metal, con llamadas en forma de fanfarria o con aires marciales.

Tras ello, llegamos a la coda final, culmen de esta grandiosa obra, en la que por primera y única vez en la marcha, nos trasladamos a una tonalidad en modo mayor, para poner fin a la misma de forma brillante y triunfal.

Esta marcha de procesión es una pieza importante para la cofradía, que suele ser interpretada varias veces el día grande de la procesión por las calles de Málaga. Es la primera marcha que suena tras María Santísima de la Trinidad Coronada todas las veces que ha salido desde entonces a la calle.

Se trata de una marcha muy conocida y querida en Málaga, interpretándose durante toda la Semana Santa de Málaga, Andalucía e incluso a nivel nacional.

Es quizás la marcha de procesión más conocida dentro de su repertorio de composiciones.

Descanse en paz, Eloy García López. Con la gratitud de todos los devotos de la Virgen de la Trinidad, por haberle dedicado su banda sonora.

 

Departamento de comunicación de la cofradía del Cautivo y la Trinidad. Establece contacto directo con esta área a través de la dirección de correo electrónico comunicacion@cautivotrinidad.com o el número de teléfono 676 488 873.