Los sagrados titulares de la hermandad reciben desde este sábado 23 de mayo culto público en esta parroquia mientras duran las obras de urgencia que se llevan a cabo en su sede canónica de San Pablo, tras haber sido trasladadas de manera privada debido a la crisis sanitaria que persiste y que obligará a los devotos a respetar las medidas de seguridad exigidas en la Fase 1 de la desescalada cuando acudan a su encuentro

Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de la Trinidad vuelven al culto y ya están expuestos a la veneración pública de sus hermanos, fieles y devotos en la parroquia de Santa María de la Amargura. En ella permanecerán hasta que se den por concluidos los trabajos de restauración que se llevan a cabo en el interior del templo de San Pablo, su sede canónica. Las veneradas imágenes han sido trasladadas de manera privada, tal y como exigen las circunstancias que se derivan de la pandemia de Covid-19, garantizando su integridad en todo momento.

Los sagrados titulares se sitúan en el presbiterio del templo. La Amargura, estará abierta, al menos durante la Fase 1 de la desescalada, de 9.30 a 12.00 horas y de 18.00 a 20.30 horas, de lunes a sábado; y los domingos de 9.30 a 13.15 horas y de 18.30 a 20.30 horas.

Se trata de un horario suficientemente amplio y flexible para poder llevar a cabo una visita escalonada y cumpliendo en todo momento con las medidas higiénicas y de precaución y control que exigen las circunstancias actuales y que se publican en la web [https://amarguramalaga.es/] de la parroquia: llevar mascarilla puesta y las manos lavadas, utilizar gel hidroalcohólico antes de entrar, desinfectar los zapatos en las alfombras de la entrada al templo y mantener la distancia de seguridad.

La parroquia de la Amargura y esta corporación penitencial piden a los malagueños que quieran reencontrarse con sus principales referentes devocionales que sean responsables y conscientes de la crisis sanitaria que persiste. Se ruega prudencia y responsabilidad.

El aforo máximo del templo durante la Fase 1, según regulan las autoridades sanitarias, la diócesis de Málaga y la Conferencia Episcopal Española, es de un tercio de su capacidad, es decir, 120 personas, como máximo. En la iglesia hay carteles señalizando dónde pueden sentarse los fieles para las celebraciones litúrgicas o las visitas al templo. Se contará con voluntarios en la entrada a los oficios litúrgicos encargados de la acogida y organización. Se ruega sigan sus indicaciones.

Las misas son a las 10.00 horas y a las 20.00 horas, de lunes a sábado, y a las 10.00 horas, 11.15 horas, 12.30 horas y 20.00 horas, los domingos. Una vez completado el aforo para las misas las personas que no hayan podido entrar deberán esperar a la siguiente misa. Es necesario cumplir las normas vigentes.

La junta de gobierno de la cofradía aprobó este traslado provisional de manera unánime, en la reunión telemática que tuvo lugar el pasado miércoles 29 de abril. El regreso de los titulares a su capilla de la iglesia de San Pablo se llevará a cabo cuando concluyan las obras en el interior del templo.

Imagen de portada y galería: Luis Manuel Gómez Pozo

Departamento de comunicación de la cofradía del Cautivo y la Trinidad. Establece contacto directo con esta área a través de la dirección de correo electrónico comunicacion@cautivotrinidad.com o el número de teléfono 676 488 873.