Domiciliación de las cuotas

La domiciliación bancaria es una orden que damos al banco para agilizar los cobros o pagos recurrentes. Servicios como la luz, el agua o el teléfono, por ejemplo, son algunos de los que tenemos que pagar de forma periódica, por lo que es posible domiciliar los recibos para que se proceda al pago a través de la entidad bancaria. Desde hace años, la cofradía permite hacer efectivas las cuotas de hermano a través de la domiciliación bancaria, que supone una manera muy cómoda para los cofrades y muy útil para el desarrollo económico de la Tesorería.

Aunque existe una tasa de domiciliaciones mayoritaria, aún existe un número importante de hermanos que no hacen uso de este sistema de pago. La hermandad les anima a que cumplimenten el documento de domiciliación, descargándoselo AQUÍ, rellenándolo en MAYÚSCULAS y firmándolo, y enviándolo a la casa hermandad, por correo ordinario o por correo electrónico:

-C/ Trinidad, 95. 29009 – Málaga
-tesoreria@cautivotrinidad.com

De este modo, los hermanos pueden estar al corriente de pago de sus cuotas de una manera oportuna, segura y holgada, sin necesidad de trasladarse a la casa hermandad, sobre todo en este tiempo de pandemia y restricciones de movilidad para evitar la propagación masiva del virus Covid-19.

Si, por el contrario, el hermano prefiere seguir efectuando el pago anual de cuotas en casa hermandad, puede hacerlo acudiendo a la Contaduría de la corporación, de LUNES a JUEVES, en horario de 18.00 a 20.00 horas.

Los hermanos han de ser conscientes de que estas cuotas suponen el mayor ingreso que tiene la hermandad para mantener su actividad cultual, formativa y caritativa, por este motivo, invitamos a todos a que se mantengan al día.

Actualización de datos

Por otro lado, si el hermano ha cambiado de domicilio, de entidad bancaria, de teléfono, de correo electrónico… puede hacernos llegar la actualización de estos datos cumplimentando el documento que puede descargar AQUÍ.