"La Iglesia os quiere, sentiros parte de Ella" | Papa Francisco, a los cofrades.

Hemos pasado días extraños. Semanas de ausencia. El Cautivo ha dejado un incómodo vacío en San Pablo. No está el Señor en su capilla. No está para rezarle ni darle gracias. Ni para pedirle o hablarle o compartir con Él alegrías y penas, contarle las dificultades y pedirle ayuda para poder afrontarlas. No está la imagen a la que se ora en la desesperanza. A la que se acude ante la tragedia. A la que se piden los milagros, cuando la ciencia agota sus recursos. La imagen a la que todos se dirigen cuando se necesita ayuda de verdad. Cuando los problemas son tan graves, que no se halla salida. Cuando la oscuridad invade la conciencia y el pensamiento. 

La conferencia que el profesor Juan Manuel Miñarro López ofrecerá para explicar los pormenores de la restauración llevada a cabo a la imagen de Nuestro Padre Jesús Cautivo CAMBIA DE LUGAR. Gracias a la colaboración de la Delegación Territorial de Cultura de la Junta de Andalucía en Málaga, y para permitir la asistencia de un mayor número de personas, Miñarro pronunciará su ponencia en el TEATRO CÁNOVAS [Plaza de El Ejido, 5 - 29013, Málaga]. 

La venerada imagen de Nuestro Padre Jesús Cautivo regresará a la parroquia de San Pablo el próximo 12 de octubre, solemnidad de Nuestra Señora del Pilar. El Señor presidirá una solemne eucaristía de acción de gracias por la restauración a la que ha sido sometido y que lo ha mantenido apartado del culto durante los últimos cuatro meses y medio. Una larga ausencia que ha servido, no obstante, para corregir las graves deficiencias estructurales que la imagen de Martín Simón venía presentando históricamente.

El cofrade Jorge Salinas será el encargado de pronunciar el pregón del Lunes Santo 2018, mientras que el pintor César Ramírez, pintará el cartel anunciador de la próxima salida penitencial. De ambos nombramientos ha informado el hermano mayor, Ignacio A. Castillo, a la junta de gobierno en la reunión celebrada este miércoles, 27 de septiembre de 2017.

Nuestras hermandades son un reflejo iconográfico desde la cruz guía hasta el último bordado del manto de la Virgen. Las insignias no ocupan un lugar caprichoso en el cortejo. Todo ha de tener un motivo y un por qué. Toda una simbología al servicio de la fe. La cera que se quema en los tronos también tiene su significado concreto, según la Congregación de Ritos del Vaticano: el simbolismo religioso de virginidad y pureza de naturaleza. Santa María misma.