"La Iglesia os quiere, sentiros parte de Ella" | Papa Francisco, a los cofrades.

Estamos inmersos en el Adviento, un periodo precioso para los cristianos que nos invita a recordar el pasado y nos impulsa a vivir el presente y a preparar el futuro, con la esperanza puesta en la llegada al mundo del Redentor. Esta sociedad, empeñada en desacralizar las fiestas, habla de magia y espíritu de la Navidad como si ésta saliera del sombrero de copa de un prestidigitador o se tratara de un fantasma o ánima errante, o nos obliga a ser felices animándonos a que todos nuestros deseos se hagan realidad, al modo de Aladino y la lámpara maravillosa. Sin embargo, los cristianos, los cofrades, sabemos que la Navidad es mucho más que todos esos buenos propósitos, a veces huecos, todas las luces de colores y todos los anuncios de colonia. Porque María, la Virgen de la Trinidad, está a punto de alumbrar a un niño que se convertirá en la Luz del Mundo. Él es Jesús, el Cautivo, y en Él reside la auténtica importancia de las fiestas que vamos a celebrar. Es lo que realmente nos hace felices y es una alegría verdadera.

Una vez finalizados los actos de la jornada ‘El Rostro de la Misericordia’ me gustaría agradeceros y felicitaros por la labor que hemos desarrollado para que este acontecimiento jubilar haya sido un gran éxito por el buen gusto, elegancia, solemnidad, dedicación y, sobre todo, muestras de devoción popular en torno a Jesús Cautivo. Hemos acercado al Señor a sus fieles, y estos han respondido de forma multitudinaria. Podemos sentirnos orgullosos de los momentos tan intensos que hemos pasado, del esfuerzo realizado así como del resultado logrado. Siempre a mayor gloria de Dios, aún sabiendo que nunca estaremos a su altura, hemos demostrado interés por tributarle lo que Él se merece y que esta cofradía funciona. 

La imagen de Nuestro Padre Jesús Cautivo quedará expuesta en devoto besamano extraordinario con motivo de los actos promovidos desde las Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga para la clausura del Año de la Misericordia. Una iniciativa que responde a la denominación de 'El Rostro de la Misericordia' y que se llevará a cabo los días 11 y 12 de noviembre en Málaga.

La cofradía celebra el aniversario exponiendo a la Virgen en besamano y con una eucaristía. El 21 de octubre de 2000, Año Santo Jubilar, la Virgen de la Trinidad era coronada canónicamente durante un inolvidable pontifical celebrado en la Catedral de Málaga presidido por el que fue obispo de la diócesis, Antonio Dorado Soto. Desde entonces, la cofradía conmemora este aniversario con cultos solemnes en honor de su sagrada titular mariana.